Cogeneración (CHP) potenciada por turbinas a gas

La cogeneración, también conocida como generación combinada de calor y electricidad (CHP), es la producción de electricidad y calor de una sola fuente de combustible. Impulsado por una turbina de gas, un sistema de cogeneración es una forma muy eficiente de capturar el calor que de otro modo se perdería durante la producción de electricidad y lo convierte en energía térmica útil.

Un sistema de cogeneración es a la vez flexible y fiable, y debido a su uso eficiente de  energía, cogeneración a escala industrial es más económica y ambientalmente atractiva que las plantas eléctricas que utilizan combustibles fósiles convencionales. Plantas de cogeneración potenciadas por turbinas de gas utilizando grupos turbogeneradores fabricados por Centrax pueden estar situadas cerca de los consumidores de electricidad, reduciendo así las pérdidas en las líneas de transmisión.

Los beneficios de la Cogeneración (CHP)

  1. La instalación de cogeneración / CHP ofrece grandes aumentos en la eficiencia total de la planta (hasta un 85% de eficiencia es frecuente).
  2. Las mejoras de eficiencia resultan en ahorros financieros.
  3. Impacto reducido sobre el medio ambiente con combustibles más limpios (generalmente gas natural).
  4. Único sistema energético que no es tan susceptible a cortes o interrupciones asociadas con un servicio público local.

Como un proceso de generación de energía, la cogeneración es combustible neutro. Esto significa que un proceso de cogeneración se puede aplicar a tanto combustibles renovables como fósiles. Las tecnologías específicas utilizadas y las eficiencias que alcanzan varían, pero en cada situación la cogeneración ofrece la capacidad de hacer un uso más eficiente y eficaz de los valiosos recursos energéticos primarios. Plantas de cogeneración en general satisfacen las necesidades locales de energía, y desde luego las de calor, también de energía y la refrigeración cada vez más.